fbpx

Universitarios marchan contra la corrupción y el hambre en medio de la pandemia

Estudiantes de la Universidad de Panamá (UP) y jóvenes profesionales
marcharon este jueves contra el «hambre y la corrupción» en medio de la crisis por la covid-19.
Invocando el artículo 38 de la Constitución Nacional, que garantiza el derecho a la protesta, los jóvenes se apostaron frente al campus universitario Octavio Méndez Pereira, en la vía Transístimca, para denunciar las políticas económicas del presidente Laurentino Cortizo.
Consideran que estas «sólo benefician a los grandes empresarios, banqueros y no a la mayoría de la población».


Seguidamente, la marcha avanzó hasta la Presidencia de la República para entregar un pliego de peticiones al mandatario, entre las que se incluía una renta mínima por encima de la canasta básica familiar; el rechazo a cualquier cambio en el Código de Trabajo que represente una desmejora en los derechos de los trabajadores; y ayudas al agro, las micro, pequeñas y medianas empresas; entre otras exigencias.


» Hay familias enteras, panameños y panameñas, que están pasando hambre en sus casas (…) $100 dólares de bono no alcanzan ni si quiera para pagar la luz, es un insulto al pueblo», dijo Ileana Corea, dirigente del grupo estudiantil Pensamiento y Acción Transformadora.
Los manifestantes exigieron además al presidente «que cumpla con sus
propuestas de campaña» en el tema educativo y no recorte los presupuestos de las universidades públicas, en momentos que el país requiere investigación científica y académica para atender la crisis del nuevo coronavirus.
«¿Por qué el presidente no tiene palabra? El 95% de los trabajadores de la
salud que hoy están combatiendo la pandemia son egresados de la Universidad de Panamá, que se esté intente cercenar a la principal casa de estudio del país es inaceptable», señaló Mario De León, sociólogo y estudiante de maestría de
la UP.
En la marcha también participaron artistas, organizaciones feministas y
colectivos LGBTQ+. A estos se sumaron algunos moradores del barrio de
Perejil, Calidonia y Santa Ana, con el toque de pailas y banderas panameñas desde los balcones.


Escoltada por una veintena de unidades de la Policía Nacional, la manifestación se desarrolló de manera pacífica, guardando el metro de distancia y portando los asistentes mascarillas.
Al llegar cerca de los predios del Palacio de Las Garzas, los manifestantes
fueron atendidos en la Plaza Catedral por personal administrativo de la
institución para recibir el pliego de cargos. Sin embargo, los jóvenes solicitaron que el documento fuera entregado y recibido por un alto funcionario.
Poco después, se les informó que «no había ningún alto cargo para darle el recibido»; tras esperar casi dos horas, el documento no pudo ser entregado en Presidencia. Los manifestantes no descartaron nuevas acciones de protesta.

About periodista1

Check Also

Duro golpe al contrabando se registra en Santiago de Veraguas

En un operativo desarrollado conjuntamente con la Fiscalía de Drogas y la Policía Nacional la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Booking.com